Los relojes de pedida son uno de los elementos más simbólicos e importantes en las bodas. Por lo tanto, acertar con su elección es crucial. Por eso te ofrecemos una serie de consejos de especial utilidad.

Qué saber sobre los relojes para bodas

Es tradición que cuando el novio le regala a ella el reloj de pedida, esta le regale a él un reloj. Se trata de una manera de sellar el compromiso. Según el protocolo, la pieza tiene que tener elegancia y personalidad. Descartamos, en base a esta idea, elementos de tipo deportivo o demasiado urbanos.

Los estilos en la relojería

Hay muchos tipos de relojes elegantes. Los que te aconsejamos fervientemente serían aquellos que cumplan una serie de características:

– Sobriedad. No tienen que tener una forma o un diseño demasiado llamativo. Se busca algo discreto, tanto por su tamaño como por su forma.

– Durabilidad. Es un recuerdo para la toda la vida. Esto significa que debes de trabajar o valorar ideas que tengan calidad, ya que serán estos modelos los que puedan ofrecernos más garantías.

– Atemporalidad. En medio de este protocolo, lo mejor es buscar fórmulas clásicas que sabemos que triunfan. Tanto en la correa como en la esfera, los elementos más elementales y comunes pueden dar la mejor respuesta.

¿Qué colores elegir?

Aquí hay que juntar la sobriedad con la masculinidad. Por lo tanto, el marrón, el negro, tonos de gris y plata o azul oscuro pueden ser las mejores opciones dentro del abanico del que disponemos. Darán un estilo elegante y formal al novio.

En conclusión, en nuestra joyería en Madrid puedes disfrutar de un trato personalizado gracias al cual puedas optar finalmente por la mejor opción. Además, gracias a nuestro taller de relojería podemos ofrecerte resultados personalizados y arreglar en todo momento cualquier inconveniente que surja.

Quien tiene una joya tiene un tesoro y es cierto. Las buenas joyas son para toda la vida y se guardan de generación en generación, cobrando un valor sentimental incalculable. Pero, muchas veces, estas piezas necesitan ser restauradas o actualizadas para llevarlas hoy en día. ¿Qué mejor que dejar esta minuciosa labor al taller de joyería de Molino Joyeros Artesanos?

Los sentimientos escondidos tras las joyas

Regalar una joya significa que amas y respetas a esa persona por encima de todas las cosas. Son piezas finas, elegantes y con carácter, que definen a las personas y su forma de ser. Por eso, las joyas heredadas son muy valiosas para las familias. Muchas veces estas piezas están algo anticuadas, incluso un bonito reloj de tus antepasados puede convertirse en el complemento más valioso de tu joyero gracias al taller de relojería.

Lo que siempre debes tener en cuenta es una buena conservación de las joyas que heredes. Ya sabes que debes conservarlas en su caja original, a ser posible, donde no haya polvo ni humedad. Solo así conseguirás guardar la auténtica esencia de las personas que amas. Porque una joya representa mucho más que una pieza de oro o plata.

Llevar un reloj familiar que ha sobrevivido varias generaciones es todo un lujo hoy en día. Quizá esa pieza anticuada se revalorice restaurando algunos detalles y modificando otros para que estén a tu gusto, pero sin perder sus características propias.

En nuestro taller de Molino Joyeros somos especialistas en diamantes, aunque también trabajamos con zafiros, rubíes y esmeraldas, siempre ofreciendo un trato amable y cordial a nuestros clientes para ofrecerles una pieza renovada y adaptada a sus gustos y a su presupuesto. Somos una joyería en Madrid en la que siempre miramos por los demás, porque nuestra pasión son las joyas y crear piezas únicas.